miércoles, 12 de agosto de 2009

Viejos...



A veces la memoria puede doler, pero jamás es algo que debemos despreciar... Uno vive, conoce el amor, el odio, a Morrison, a veces a mi... Tiene amigos, y a veces estos se van, por más que quieran quedarse... El significado de este poema es bastante claro, al igual que su Lobo posiblemente asome la nariz fuera del monitor frente a usted, si saben leer...

Viejos...

Nos sentamos en la plaza,
nos reímos de los Viejos,
cómo van a existir?
Seguro los soñaste alguna vez, allá, por Abril...

Y los Viejos? Ellos para cuando?
Allá van Darío, Seba y Daniel...
Y los Viejos? Cómo pueden existir?
Y sin embargo, los chicos ya no están...
Viste? Al final los Viejos existían...

Seba ya no anda en su bici,
lo vieron cerca de Seis- Cero- uno, creo...
Daniel fue al almacén el otro día. Todavía no volvió.
Y Darío? El me escribió.
Dice que por poco se escapó, que vio la cara de los viejos...
Vió sus caras y se asustó...

1 comentario:

  1. Chaio, está interesante, deberías subir pornografía aquí también, o aunque sea zoofilia.

    ResponderEliminar

Críticos que mancillaron mi obra